Tena, 
director     EL PUMA DE RIO VERDE


Se conoce por lo que cuentan los ancianos, que por la Cordillera de Napo Galeras, los pumas tenían sus madrigueras y desde allí amenazaban diariamente a las comunidades aledañas. Una noche por la cabecera del Jatun Yacu (río grande), apareció uno de estos felinos, un depredador gigante y sanguinario, que solo muerte, destrucción y llanto, iba sembrando su paso.

Las huellas de las pisadas que dejaba por los lugares donde merodeaba, eran enormes y nadie se atrevía a salir de sus chozas y los que lo hacían iban en grupos compactos, fuertemente armados, acompañados de perros y mirando hacia todos lados. A pesar de esto, un temerario indígena hijo del anciano brujo del sector, se preparó durante varios meses purificando su cuerpo, siempre bajo la mirada atenta y severa de su padre, y al finalizar todo el ritual, salió resueltamente a la selva para dar caza al puma.

Tuvo que recorrer varias jornadas hacia el oeste y muy cerca de la Cordillera de Galeras, allí donde nace el río Verde Yacu (río verde), sobre una gran roca blanca, mirando hacia la selva con ojos hinópticos, estaba el enorme puma asesino. Un frío sepulcral le recorrió el cuerpo del indígena, retrocedió muy despacio e invocó la ayuda de los espíritus y de sus antepasados; bebió sin perder de vista al animal, una pócima que traía consigo y ... Oh!! prodigio, una fuerza y un valor, venidos de más allá de las cimas de las montañas, le invadió todo su cuerpo, y así, con decisión de titán, se dispuso a enfrentar a la fiera.

Asiendo con ambas manos una enorme lanza de chonta, avanza hacia la fiera, el gigantesco Puma, al darse cuenta de su presencia, se le enfrenta y lo persigue; el joven corre veloz por los desfiladeros, salta barrancos y se arroja a las profundidades de los cañones; de pronto se encuentra atrapado en un callejón sin salida. Las paredes son altas y perpendiculares, el indígena a duras penas logra trepar en una minúscula saliente; el puma lanza dentelladas y peligrosos zarpazos. El joven afirma el mango de la lanza en la roca y espera firme la cometida final; el puma salta y la punta de la lanza penetra por su pecho, un descomunal rugido con sonido a muerte, provoca una enorme avalancha de piedras, que lo sepultan para siempre. El joven después de agradecer a los espíritus retorna a su hogar y toda la comunidad conoce y aplaude su intrépida hazaña.

La leyenda dice que cuando la gente va al Verde Yacu a lavar el oro de sus arenas, espesas y amenazantes nubes cubren la zona, el día se convierte en noche, llueve torrencialmente y crece el río. Abajo a lo lejos ... en el encañonado se escucha el furioso rugir de un puma; la gente siente temor y se retiran respetuosamente del lugar.

Este es el territorio del puma, donde la realidad y la leyenda se unen, junto a los lavaderos de oro.



Mas Mitos y Leyendas



Buscador

Ubicación del Tena

btnmapa

Video Tour Amazonico

Video Tour Huaorani

Video Tour Cascada Latas

Video Tour Limoncocha

Video Tour Pesca